Bizkaiko Foru Aldundia - Diputación Foral de Bizkaia
        Buzón  
Logo del Observatorio

Boletín OVGB
Mayo 2007 | Número 5


Presentación    |    Temas    |    El Observatorio    |    Herramientas    |   Toma Nota

 TEMAS 

Imagen de TemasEntrevista a Marta Dolado Galíndez, AUZOLAN.

Marta Dolado Galíndez, nacida en Alonsotegi, ejerce sus funciones como abogada desde 1986 compatibilizándolas con su labor al frente del equipo jurídico del módulo psicosocial AUZOLAN de Bilbao. Especializada en Derecho penal y de familia, esta integrante de la Comisión de Letradas del Colegio de Abogados y Abogadas de Bizkaia —entidad en la que participa mediante su inscripción en el turno de oficio de violencia doméstica— representa a AUZOLAN en el Observatorio de Violencia de Género en Bizkaia.

Retrotrayéndonos a los inicios, ¿en qué momento eclosionan los módulos psicosociales?

Los módulos psicosociales nacen en los inicios de la década de los 80. AUZOLAN, en concreto, se inaugura en 1982 como asociación privada sin ánimo de lucro, financiada por el Gobierno Vasco, el Ayuntamiento de Bilbao y el Departamento de Acción Social de la Diputación Foral de Bizkaia.
Actualmente se mantiene como asociación privada sin ánimo de lucro, habiendo suscrito convenios con Osakidetza y con el Ayuntamiento de Bilbao, completándose su financiación con la obtención de subvenciones del Gobierno Vasco y de la Diputación Foral de Bizkaia.

¿A qué demandas dan respuesta? ¿Cuál es el fin que persiguen? ¿Qué esperan de estos servicios las personas que se dirigen a ellos?

Los módulos dan respuesta a las demandas de mejora en los niveles de salud desde una perspectiva bio-psico-social, entendiendo la salud física y psíquica como el bienestar integral y la eliminación de los factores que tienden a disminuirla. Las personas que se dirigen a nuestro centro esperan que se atienda su problema de manera global y accesible, de forma prioritaria y gratuita.

¿Cuáles son las áreas de actuación abordadas por AUZOLAN?

Abordamos las vertientes de Salud Reproductiva (ginecología y planificación familiar), Apoyo Psicológico, Asesoría Jurídica, Salud Mental de Personas Adultas y Alcoholismo y Toxicomanías.
Contamos para ello con un amplio equipo multiprofesional. En el área de Salud Reproductiva y Ginecología trabajan una ginecóloga, una médica y una ATS. El área de Apoyo Psicológico-Programa de la Mujer es atendida por una psicóloga y va dirigida a la orientación de terapia sexual, trastornos de ansiedad, depresiones, problemas de malos tratos, etc. En el área de Asesoría Jurídica trabajan dos abogadas. En Salud Mental de personas adultas, Alcoholismo y Toxicomanías el equipo está compuesto por una médica, una psicóloga y un psicólogo y dos técnicas sanitarias. Y en Salud Mental infantil y juvenil el equipo se compone de dos psicólogas. A lo que hemos de añadir el personal administrativo.

“AUZOLAN aborda las vertientes Salud Reproductiva (ginecología y planificación familiar), Apoyo Psicológico, Asesoría Jurídica, Salud Mental de Personas Adultas, Alcoholismo y Toxicomanías”

¿A qué zonas da cobertura AUZOLAN?

Nuestra área de cobertura comprende los barrios de San Adrián, Irala-Torre Urizar, Zabala, San Francisco, Las Cortes, Bilbao la Vieja y La Peña.
Siempre hemos considerado objeto de nuestra atención preferente estos cuatro últimos barrios, en razón de su carácter social y urbanísticamente deprimido y de los múltiples factores de riesgo para la salud que en ellos confluyen.
Además de las mencionadas zonas, con la expansión urbanística de Bilbao y la construcción de nuevos barrios, pasan a ser zona de cobertura de AUZOLAN los barrios de Miribilla y la Mina de Morro, y esta reciente incorporación hace difícil calibrar cuál va a ser su efecto en la gestión del Módulo, dado el incremento de población a la que el equipo profesional deberá atender.

“Las emigrantes constituyen un grupo muy numerosos de denunciantes que, al llegar aquí, se dan cuenta de la situación en la que viven, de los falsos roles que han aprendido y de la existencia de derechos”

¿Cómo hace frente AUZOLAN a la problemática de violencia de género?

En el servicio de Apoyo Psicológico nos proponemos tres metas básicas:
a) mejorar la seguridad de las mujeres, su autoestima y su capacidad de afrontar los problemas y la toma de decisiones;
b) ayudarlas a recuperar el control de sus vidas y a modificar las creencias tradicionales sobre los roles de género;
c) intervenir y cuidar de sus sintomatologías.

La intervención puede ser individual o en pareja. En este segundo caso, evidentemente no se puede intervenir sobre el agresor, pero se trata de proporcionar recursos a la víctima para que sea consciente del problema y tome las decisiones oportunas tratando de que el agresor asuma su responsabilidad.

A su vez, en el servicio de Asesoría Jurídica se presta atención a esta problemática desde que las mujeres deciden denunciar hasta que acaba el procedimiento judicial, además del divorcio, separación o toma de medidas con descendientes menores. Por ello, las mujeres no van a tener que acudir a varios equipos profesionales para la resolución integral de su caso. Ante esta circunstancia, AUZOLAN cuenta con dos abogadas a tiempo completo.

Han transcurrido dos años desde la aprobación de la Ley vasca de igualdad, ¿aprecia en las usuarias que acuden al recurso una mayor información acerca de sus propios derechos?

En efecto, se nota que las usuarias conocen mejor sus derechos, pero no sólo por esta ley, sino por toda la batería legal e informativa que se ha activado en la materia.

“Las mujeres que acuden a nuestro servicio echan en falta que en las unidades de atención, sobre todo tras la interposición de la denuncia, no se les proporcione una escucha activa ni un trato individualizado”

Desde la puesta en marcha en el módulo del Programa de la Mujer por parte del centro hasta el momento actual, ¿se ha observado un aumento tanto cuantitativo como cualitativo en el número de las demandantes de atención por motivo de violencia infligida por sus parejas?

Desde los inicios del centro, la demanda por motivos de violencia de género ha sido numerosa, de ahí la decisión de planificar y ofrecer un programa específico. Sin embargo, es cierto que esta demanda ha aumentado de forma cuantitativa, no así cualitativa puesto que la violencia sobre las mujeres sigue siendo tanto física como psíquica. Ello responde a una mayor información entre las mujeres y a una menor tolerancia social con el fenómeno.

¿Se ha desmontado el mito de que la exclusión social incide con especial virulencia en la comisión del delito de maltrato?

A pesar de que la exclusión social no supone un factor de riesgo en la problemática del maltrato, los casos que salen a la luz y el inconsciente colectivo abonan esta teoría. Las emigrantes constituyen un grupo muy numeroso de denunciantes que, al llegar aquí, se dan cuenta de la situación en la que viven, de los falsos roles que han aprendido y de la existencia de derechos. Por otro lado, se constata un total desconocimiento social sobre la violencia de género en otros grupos sociales como los colectivos gitano, musulmán..., a los que —hasta el momento— no llegan ni la información ni la ayuda, debido probablemente a las propias características y valores de estos grupos.

Se cuenta con estructuras habilitadas por los servicios sociales: atención psicológica, asesoramiento jurídico, asistencia sanitaria, recursos de acogida, Juzgados de Violencia, programas de intervención familiares... Aun así ¿qué echan en falta las mujeres que sufren maltrato?

Las mujeres que acuden a nuestro servicio echan en falta que en las unidades de atención, sobre todo tras la interposición de la denuncia, no se les proporcione una escucha activa ni un trato individualizado. A pesar de que pueda parecer una perogrullada, nada más lejos. Tanto por la excesiva carga de trabajo como por la angustia que crea el problema, se tiende a estandarizar el trato que se da a las víctimas, quienes también se quejan de que se tiene de ellas un perfil preestablecido; necesitan demostrar que son gente activa y con capacidad de superación al tiempo que exigen un cambio en las estrategias de protección actuales puesto que se han demostrado bastante ineficaces, según la propia opinión de las víctimas.

Al margen de las estadísticas, ¿qué otros datos de interés deberían ser dados a conocer a la ciudadanía a fin de lograr su plena sensibilización ante la violencia de género?

La ciudadanía debe saber de la existencia de infinidad de mitos que encubren la amplitud del fenómeno, la tolerancia social y, en definitiva, benefician a los varones.

Recordemos algunos:

- Las víctimas pertenecen a estratos inferiores.
Realidad: el 40% de las víctimas se sitúa en un nivel económico medio-alto.

- Las víctimas provocan el maltrato.
Realidad: cualquier mujer puede sufrir malos tratos.

- Las agresiones son hechos aislados.
Realidad: la agresiones acostumbran a continuarse en el tiempo.

- Las víctimas son masoquistas.
Realidad: las víctimas tienen múltiples motivos de aguante (amenazas, dependencia económica...)

- Los agresores consumen alcohol, han sufrido violencia en su infancia, son celosos o están enfermos.

Realidad: menos del 50% de los maltratadores padecen alcoholismo, menos del 25 % presentan las restantes patologías.

- Los agresores ejercen violencia porque no pueden controlarse.
Realidad: los agresores eligen el lugar y el momento para ejercer violencia.

Una última cuestión: ¿qué opinión le merece el desarrollo de la actividad del Observatorio de Violencia de Género en Bizkaia, organismo en el que usted participa desde su creación en representación de AUZOLAN?

Las personas integrantes del Observatorio tenemos buena voluntad y estamos plenamente involucradas en la erradicación de la violencia contra las mujeres, aportamos nuestro esfuerzo y nuestro trabajo en el desarrollo de las funciones del Observatorio y miramos con optimismo de cara al futuro, valorando positivamente los logros hasta ahora obtenidos y los proyectos que actualmente constituyen nuestro trabajo.

Subir

Volver a página de inicio


Recibe este boletín electrónico debido a que consta en nuestra base de datos.
Si no se desea volver a recibirlo, .

Copyright © 2005. OBSERVATORIO DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN BIZKAIA.