saltar al contenido

Logo de la Diputación
 
 

Estás en:

Gure Gida

Información


www.bizkaia.eus/guregida


Instrucción de la Dirección Nº Identificación: 900007263

Régimen simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido

Como regla general, las cuotas del Impuesto sobre el Valor Añadido repercutidas por los contribuyentes no forman parte de sus ingresos, mientras que las cuotas soportadas deducibles, o recuperables directamente de la Hacienda Pública, conforme a lo previsto en la normativa reguladora de dicho Impuesto, tampoco forman parte de sus gastos.

No obstante, en la medida en que, en estimación directa, el rendimiento neto de las actividades económicas se calcula a partir de lo previsto en la normativa del Impuesto sobre Sociedades, y que ésta, a su vez, remite a lo indicado en la regulación contable, los ingresos y los gastos de los contribuyentes sometidos al régimen especial simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido se deben cuantificar de acuerdo con las reglas establecidas en la Resolución de 20 de enero de 1997, del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, por la que se desarrolla el tratamiento contable de los regímenes especiales establecidos en el Impuesto sobre el Valor Añadido y en el Impuesto General Indirecto Canario, y en la Consulta número 2 del BOICAC 56, de diciembre de 2003.

Resumidamente, en virtud de estas resoluciones: a) los ingresos por operaciones corrientes comprendidas en el régimen simplificado deben incluir el IVA repercutido correspondiente a las mismas; b) los gastos soportados, también por operaciones corrientes comprendidas en el régimen simplificado, deben computarse, asimismo, con el IVA incluido (el cual forma parte de su precio de adquisición o de su coste de producción); y c) la cuota derivada del régimen simplificado que deba abonarse al final de cada período de liquidación tiene la consideración de gasto de la actividad (para cuyo registro puede utilizarse la cuenta 6371. Régimen simplificado). Las operaciones excluidas del régimen simplificado quedan al margen de este tratamiento, y siguen las reglas generales de contabilización del Impuesto sobre el Valor Añadido (y, por lo tanto, de determinación de los ingresos, de los gastos y de los valores de adquisición de los elementos patrimoniales).

Más información

Páginas relacionadas

Actividades económicas

Volver