saltar al contenido

Logo de la Diputación
 
 

Estás en:

Gure Gida

Información


www.bizkaia.eus/guregida


Consultas Nº Identificación: 900006208

Una empresa de trabajo temporal (ETT) que ha puesto a disposición de una sociedad mercantil un grupo de trabajadores. La ETT es la que abona las retribuciones de dichos trabajadores y según convenio serán igual que las del resto de la plantilla del puesto de trabajo que desempeñan incluyendo el vale de comida. La sociedad mercantil tiene un acuerdo con restaurantes, en los que pueden comer los empleados a un precio máximo 11 euros por menú. Pero los empleados de la ETT, son ellos quienes abonan directamente el precio de los menús a los restaurantes, y, posteriormente, perciben en la nómina el reembolso de estos gastos, previa justificación. ¿El reembolso de estos gastos está exenta de tributación en el IRPF hasta un importe máximo de 9 euros diarios?

En el supuesto de comedores de empresa, o de las fórmulas indirectas de prestación de este servicio, pueden estar exceptuadas de tributación, en la medida en que se cumplan determinadas condiciones, como por ejemplo:

  • que sea prestado durante días hábiles para el trabajador, en los que, además, no devengue dietas por manutención exentas .
  • que su importe no supere la cantidad de 9 euros diarios, existiendo retribución en especie por el exceso que se reciba sobre este importe.

En el supuesto planteado, no se aprecia la posibilidad de que los trabajadores destinen el importe que les reembolsa en nómina el pagador por este motivo (como consecuencia del pago anticipado por su parte de unos gastos que debe asumir legalmente la ETT) a otros fines distintos del disfrute del servicio que la normativa del Impuesto pretende exonerar de gravamen (el servicio de comedor de empresa), en la medida en que el abono de dicho reembolso queda condicionado a la justificación del gasto asumido por cada trabajador en este concepto, mediante la aportación los tickets o facturas correspondientes a las comidas de cada día.

Por ello cabe considerar que el reembolso a dichos empleados de los gastos que soportan por este motivo, previa justificación documental de los mismos, puede quedar exceptuado de gravamen conforme a lo dispuesto en el artículo 17.2 a) de la NFIRPF y en el artículo 53 del RIRPF, en la medida en que se cumplan los demás requisitos exigidos para ello en estos preceptos, y hasta el límite máximo de 9 euros diarios fijado en ellos.

El exceso del importe que reembolse la entidad compareciente, por encima del citado límite de 9 euros diarios (hasta llegar al máximo de 11 euros diarios que puede llegar a reconocer a sus trabajadores), estará plenamente sujeto al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y a su sistema de retenciones.

Enlaces

Consulta completa

Volver