saltar al contenido

Logo de la Diputación
 
 

Estás en:

Gure Gida

Información


www.bizkaia.eus/guregida


Consultas Nº Identificación: 900006088

Un contribuyente adquirió acciones y a los pocos días la entidad se declaró en concurso de acreedores, y se suspendió la cotización de sus títulos por fraude. Estas acciones no volverán a cotizar en bolsa y no podrá transmitirlas. Desea conocer si es necesario que transmita los títulos en cuestión para poder reconocer la minusvalía asociada a los mismos, así como de qué manera podrá compensar esta minusvalía con las ganancias que obtiene.

Para que pueda computarse una pérdida patrimonial, se requiere que la misma se ponga de manifiesto como consecuencia de una alteración en la composición del patrimonio del contribuyente. En este caso ocurrirá cuando dicho contribuyente transmita sus acciones, o cuando se liquide la entidad.

En particular, la existencia de un auto de declaración de concurso de acreedores de la compañía no da lugar a ninguna alteración patrimonial para sus socios. Será en el momento de la liquidación y del reparto del haber social de la entidad (o cuando se liquide la misma, y no se reparta nada entre los accionistas, al no existir ningún haber social repartible), cuando los citados socios puedan computar la correspondiente ganancia o pérdida patrimonial.

Asimismo, la exclusión de negociación de los valores de la compañía tampoco genera ninguna variación en la composición del patrimonio de los accionistas, de modo que éstos no pueden consignar ninguna pérdida patrimonial simplemente por este motivo, ya que continúan siendo titulares de las acciones de que se trate (aun cuando las mismas se encuentren depreciadas, y hayan perdido liquidez).

Las acciones suspendidas de cotización deben equipararse a las acciones no cotizadas, y la ganancia o pérdida patrimonial derivada de la venta de estas acciones, se calculará por diferencia entre su valor de transmisión (como valor de transmisión el mayor entre los dos siguientes:

  1. El teórico resultante del balance correspondiente al último ejercicio cerrado con anterioridad al devengo del Impuesto; y
  2. el que resulte de capitalizar al 20 por 100 el promedio de los resultados de los tres ejercicios sociales cerrados con anterioridad a la fecha de devengo del Impuesto y su valor de adquisición actualizado.

La ganancia o pérdida patrimonial derivada de la transmisión onerosa de las acciones por las que se consulta formará parte de la base imponible del ahorro del ejercicio en el que tenga lugar la alteración patrimonial del contribuyente (cuando se enajenen, o cuando se liquide la compañía), y se integrará y compensará con las demás ganancias o pérdidas derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales que se produzcan en ese mismo período impositivo. En caso de que la cuantía resultante de esta integración y compensación entre sí de las ganancias y pérdidas derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales resulte negativa, su importe se puede compensar con el saldo neto positivo de las ganancias y pérdidas patrimoniales de la misma naturaleza (también derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales) que se pongan de manifiesto durante los cuatro años siguientes, en el importe máximo que permita cada uno de esos años, y sin que pueda practicarse fuera de dicho plazo.

Enlaces

Consulta completa

Volver