saltar al contenido

Logo de la Diputación
 
 

Estás en:

Gure Gida

Información


www.bizkaia.eus/guregida


Consultas Nº Identificación: 900006084

Un contribuyente posee acciones de una entidad que, ha quedado acreditado que sus cuentas estaban falseadas, se suspendió la cotización de sus acciones y la empresa entró en concurso de acreedores. Podrá reconocer a efectos fiscales la pérdida patrimonial que ha sufrido, en caso de que transmita las citadas acciones (cuya cotización está suspendida) a un familiar por un precio de 0,01 euros por acción.

La existencia de un auto de declaración de concurso de acreedores de la compañía no da lugar a ninguna alteración patrimonial para sus socios, sino que será en el momento de la liquidación y del reparto del haber social de la entidad (o cuando se liquide la misma, y no se reparta nada entre los accionistas, al no existir ningún haber social repartible), cuando los citados socios puedan computar la correspondiente ganancia o pérdida patrimonial.

Asimismo, la exclusión de negociación de los valores de la compañía tampoco genera ninguna variación en la composición del patrimonio de los accionistas, de modo que éstos no pueden consignar ninguna pérdida patrimonial simplemente por este motivo, ya que continúan siendo titulares de las acciones de que se trate aun cuando las mismas se encuentren depreciadas, y hayan perdido liquidez.

De cara al cálculo de la ganancia o pérdida patrimonial derivada de la transmisión de las acciones no cotizadas, la normativa reguladora del IRPF no prevé ninguna restricción relativa a la identidad del adquirente, sino que exige que la venta de los títulos se lleve a cabo a precio de mercado, y fija los valores en atención a los cuales se debe calcular la variación patrimonial para el caso de que el vendedor no pueda acreditar que el importe recibido es el que hubieran convenido partes independientes en condiciones normales de mercado. A este respecto, debe indicarse que la determinación de si el precio de 0,01 euros por acción se corresponde con el que convendrían partes independientes en condiciones de mercado, o de si excede, o no, de los importes fijados en el artículo 47.1 b) de la NFIRPF, es una cuestión de hecho que no puede ser contestada mediante consulta vinculante.

Finalmente, si transmitiera a título lucrativo los valores suspendidos de cotización, tomará por valor de transmisión el que resulte de aplicar las normas del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y si la diferencia entre el valor de transmisión así determinado y el valor de adquisición actualizado de las acciones fuese negativo, esta pérdida patrimonial no sería computable, ni, lógicamente, compensable en ejercicios posteriores.

Enlaces

Consulta completa

Volver