saltar al contenido

Logo de la Diputación
 
 

Estás en:

Gure Gida

Información


www.bizkaia.eus/guregida


Consultas Nº Identificación: 900005866

Compran su vivienda habitual en 1971 y residen allí, pero en 2005, el contribuyente heredó un piso de sus padres (de Viviendas Municipales) y, por indicación del notario, se empadronó en él, y lo consignó como su vivienda tanto en el DNI, como frente a Osakidetza y a Hacienda Foral de Bizkaia aunque no han residido en esa vivienda. Quieren vender el piso adquirido en 1971. Desean conocer si el inmueble comprado en 1971 tiene para ellos la consideración de vivienda habitual o si, para ello, es necesario que lo vuelvan a consignar como tal y que transcurran, al menos, tres años.

La consideración de vivienda habitual a efectos de aplicar la exención por reinversión no viene determinada por el empadronamiento ni por el domicilio a efectos de notificaciones de Osakidetza o del propio departamento de Hacienda, sino que depende de la residencia efectiva y continuada en la misma. El hecho de que el empadronamiento y el domicilio declarado se encuentre en otro inmueble no impide que la vivienda objeto de la venta tenga la consideración de vivienda Habitual siempre que cumpla los requisitos y así lo acrediten mediante cualquier medio de prueba admisible en derecho. Serán los órganos de Gestión e Inspección los que valoren los hechos y evidencias aportados.

Con respecto a este caso hay que tener en cuenta la NFGT:

  1. La teoría de los actos propios (artículo 106.4 Norma Foral General Tributaria), según la cual "los datos y elementos de hecho consignados en las autoliquidaciones y demás documentos presentados por los obligados tributarios se presumen ciertos frente a ellos, y solo podrán rectificarse por los mismos mediante prueba en contrario", y
  2. A la obligación de comunicar el cambio de domicilio fiscal (artículo 203.4 de la Norma Foral General Tributaria), hechos que no ha cumplido el obligado tributario.
Enlaces

Consulta completa

Volver