saltar al contenido

Logo de la Diputación
 
 

Estás en:

Gure Gida

Información


www.bizkaia.eus/guregida


Instrucción de la Dirección Nº Identificación: 900004918

Elementos patrimoniales parcialmente afectos a una actividad económica.

En los casos en los que existan elementos patrimoniales parcialmente afectos a una actividad económica, la carga de la prueba corresponde a quien pretenda hacer valer su derecho, de acuerdo con las reglas establecidas en la Norma Foral General Tributaria.

Esta afectación parcial únicamente puede predicarse de los elementos patrimoniales “divisibles”. Es decir, de aquellos elementos que estén compuestos de distintas partes susceptibles de aprovechamiento separado e independiente en distintos ámbitos. En cuyo caso, se entiende afecta la parte de los mismos que realmente se utilice en la actividad de que se trate.

En los supuestos de afectación parcial de elementos divisibles, las cuotas del Impuesto sobre el Valor Añadido no deducibles correspondientes a la parte no afecta tampoco resultan deducibles de los rendimientos de actividades en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. De modo que, a estos efectos, dichas cuotas no se incluyen ni dentro del precio de adquisición de la parte afecta, ni en el importe de los gastos imputables a la misma.

Lógicamente, las cuotas deducibles en el Impuesto sobre el Valor Añadido tampoco forman parte del precio de adquisición de los elementos patrimoniales, ni de los gastos deducibles, en la medida en que pueden recuperarse de la Administración tributaria.

Todo ello, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 27.5 de la Norma Foral 13/2013, de 5 de diciembre, acerca de los vehículos automóviles de turismo y sus remolques, de los ciclomotores y de las motocicletas, con relación a los cuales, cabe indicar que el reconocimiento de la eficacia fiscal de los gastos relacionados con su adquisición y utilización no se ha articulado, en sentido estricto, mediante la consideración de los mismos como elementos parcialmente afectos a la actividad, debido, en buena medida a su carácter indivisible (no susceptible de aprovechamiento separado e independiente en distintos ámbitos), sino a través del establecimiento de determinados límites, absolutos y relativos, a su deducibilidad (a la deducibilidad de los citados gastos). Para lo cual se aplican unas reglas distintas, aunque bastante similares, a las que rigen en materia del Impuesto sobre el Valor Añadido, y equivalentes a las previstas en la Norma Foral 11/2013, de 5 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades.

Por este motivo, la deducibilidad de los gastos en cuestión se encuentra regulada en el citado artículo 27 de la Norma Foral 13/2013, de 5 de diciembre (correspondiente a las normas para la determinación del rendimiento neto en la modalidad normal del método de estimación directa), y no en el artículo 26 del mismo texto legal (referido a los elementos patrimoniales afectos).

(*) Suministros en inmuebles utilizados parcialmente en la actividad.

No obstante lo anterior, teniendo en cuenta los pronunciamientos del Tribunal Superior de Justicia de País Vasco (TSJPV) sobre la deducibilidad de los suministros en los supuestos de inmuebles utilizados, en una parte, como vivienda y, en otra parte, para el ejercicio de la actividad (particularmente, la Sentencia del TSJPV 429/2015, de 23 septiembre, en la que admitió la deducibilidad de estas cuantías, siempre y cuando el contribuyente acredite su vinculación con los ingresos), en estos casos, procede admitir la deducibilidad del coste correspondiente a la parte de dichos suministros que sea utilizada efectivamente en el desarrollo de la actividad económica del contribuyente, siempre y cuando pueda acreditarse este extremo, sin que exista ninguna regla que establezca la deducibilidad del 50 por 100 de las citadas cuantías.

Para justificar este extremo (la parte de los suministros utilizada en el desarrollo de la actividad), podrá utilizarse cualquier medio de prueba admitido en derecho, tal y como se deduce de lo dispuesto en el artículo 103 de la Norma Foral 2/2005, de 10 de marzo, General Tributaria del Territorio Histórico de Bizkaia.

Enlaces

Instrucciones Dirección General Hacienda

Más información

Volver