saltar al contenido

Logo de la Diputación
 
 

Estás en:

Gure Gida

Información

Qué se puede deducir

Los contribuyentes que adquieren total o parcialmente la plena propiedad sobre un inmueble pueden aplicar una deducción del 18 por 100 (o en su caso, del 23%) de las cantidades invertidas en la adquisición de vivienda habitual durante el período impositivo, incluidos los gastos originados por dicha adquisición que hayan corrido a su cargo.

Se entiende por valor de adquisición de la vivienda:

el valor consignado en la escritura pública de compra,

incrementado en:

  • los gastos notariales correspondientes a esa operación de compra,
  • los impuestos pagados en la adquisición (IVA, ITP y AJD),
  • los gastos de registro de la vivienda y
  • demás gastos inherentes a la adquisición (incluidos los gastos inherentes a la financiación de la vivienda, es decir los asociados con el préstamo -comisión de apertura, tasación, etc.- .

En cambio, no serían deducibles los intereses de demora que cobra el banco por el retraso en el pago de las cuotas de devolución del préstamo.

Normativa aplicable desde 1/01/2014:


Volver