saltar al contenido

Logo de la Diputación
 
 

Estás en:

Gure Gida

Información

Capital inmobiliario

Con carácter general y conforme a la normativa interna, se considera renta obtenida en territorio español los rendimientos derivados, directa o indirectamente, de bienes inmuebles situados en territorio español o de derechos relativos a los mismos.

Los Convenios suscritos por España atribuyen potestad para gravar las rentas de los bienes inmuebles al Estado donde están situados los mismos, se encuentren o no arrendados.

En el caso de inmuebles arrendados se deberá computar como ingreso el importe íntegro de los alquileres recibidos sin posibilidad de deducir gasto alguno salvo residentes en UE y en el Espacio Económico Europeo, los cuales podrán deducir todos aquellos gastos necesarios para su obtención en aplicación de la Ley 35/2006 de IRPF.

El tipo de gravamen general aplicable será el vigente según el año del devengo (2017 residentes UE, Islandia y Noruega: 19% y resto: 24%)

Solo podrán deducirse de la cuota tributaria los donativos previstos en la Ley 35/2006 de IRPF y en la Ley de régimen fiscal de la entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo y las retenciones si se hubiesen practicado.

En el caso de inmuebles urbanos no arrendados cuyos titulares sean personas físicas se deberá imputar como renta el 1,1% del valor catastral para inmuebles cuyo valor catastral haya sido revisado o un 2% del valor catastral para el resto, no pudiendo deducirse gasto alguno.

El tipo de gravamen general aplicable será el vigente según el año de devengo (2017 residentes UE, Islandia y Noruega: 19% y resto: 24%).

Solo podrán deducirse de la cuota tributaria los donativos previstos en la Ley 35/2006 de IRPF y en la Ley de régimen fiscal de la entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo


Volver