Importaciones y exportaciones

En términos generales, tendrá la consideración de importación de bienes, la entrada en el territorio de aplicación del impuesto (Península e Islas Baleares) de un bien procedente de un territorio tercero no comunitario (incluidas Canarias, Ceuta y Melilla).

La norma de IVA establece que “estarán sujetas al impuesto las importaciones de bienes, cualquiera que sea el fin a que se destinen y la condición del importador”.

Es por ello, que a diferencia de las adquisiciones intracomunitarias de bienes, al importador no se le exige la condición de empresario o profesional, pudiendo un particular realizar este hecho imponible.

En el caso de las exportaciones, con carácter general, los bienes deben abandonar el territorio de aplicación del impuesto con destino a terceros países no comunitarios (incluidas Canarias, Ceuta y Melilla).

Las exportaciones son operaciones sujetas pero exentas, es decir, si bien la entrega de bienes o prestación de servicios supone la realización del hecho imponible, la norma establece que no nazca la obligación tributaria de repercutir el IVA. A su vez, la exención es plena puesto que la realización de las mismas atribuye el derecho a deducir el IVA soportado en las adquisiciones de bienes y servicios que se afectan a estas actividades.

A partir del 1 de enero de 2023:

Actualización de la LIVA a la normativa aduanera comunitaria (artículos: 18. Dos y Tres, 19. 5º, 21. 3º y 7º, 22. Siete y dieciséis, 23, 24, 83.Dos, 167 y anexo sexto LIVA) Con efectos desde la entrada en vigor y vigencia indefinida, el artículo 74 de la LPGE para 2023 actualiza varios preceptos de la LIVA para la armonización y adaptación de su contenido a la normativa aduanera comunitaria, referentes a:

• El hecho imponible importación, incluyendo en el mismo la ultimación del régimen de depósito distinto del aduanero de bienes previamente importados aplicando la exención prevista en el artículo 65 LIVA.

• Las operaciones asimiladas a las importaciones, eliminando la mención a la salida de áreas exentas como un espacio físico determinado.

• Las exenciones en las exportaciones, añadiendo el supuesto de que los bienes sean transportados fuera de la Comunidad por quien ostente la condición de exportador de conformidad con la normativa aduanera.

• Las exenciones en las operaciones asimiladas a las exportaciones, que no comprenderán las exportaciones, entregas intracomunitarias u operaciones exentas por los artículos 20 y 20 bis LIVA. Asimismo, se establece la exención de los servicios prestados por profesionales estibadores en nombre propio a favor de empresas estibadoras que, a su vez, los presten a los titulares de la explotación de determinados buques.

• Las exenciones relativas a las situaciones de depósito temporal y otras situaciones, que no comprenderán las exportaciones y operaciones asimiladas, así como las operaciones exentas por el artículo 20 LIVA.

• Las exenciones relativas a los regímenes aduaneros y fiscales, eliminando las menciones al régimen de transformación en Aduana e incluyendo el régimen de zona franca.

• La base imponible de las importaciones, incluyendo su cálculo en el caso de bienes que abandonen el régimen de depósito distinto del aduanero cuando determine el hecho imponible importación.

• La liquidación del IVA en las importaciones, añadiendo el supuesto de que la declaración aduanera se presente en otro Estado miembro, en cuyo caso se basará en la información recibida del mismo.


Volver