saltar al contenido

Logo de la Diputación
 
 

Estás en:

Información


www.bizkaia.eus/guregida

Preguntas frecuentes Nº Identificación: 900002899

Consulta 16-02-2011. Una contribuyente se encuentra divorciada desde el pasado de 10 de febrero de 2010 de su ex-marido, con el que estuvo casada en régimen de gananciales. El préstamo hipotecario que grava la vivienda de la que ambos siguen siendo titulares figura a nombre de los dos miembros del matrimonio, aunque actualmente es ella quien hace frente al 100 por 100 de las cuotas correspondientes al mismo. Además, es a ella a quien se ha atribuido el uso del domicilio conyugal. Ni en el auto de medidas provisionales, ni en la sentencia de divorcio existe previsión alguna sobre el pago del citado préstamo. Desea saber si puede practicar deducción por inversión en vivienda habitual sobre el importe total del préstamo al que hace frente de forma exclusiva.

Puede practicar deducción por inversión en vivienda habitual quien adquiera, total o parcialmente, la plena propiedad sobre el inmueble de que se trate, siempre que se cumplan los demás requisitos establecidos para ello en la normativa reguladora del IRPF. Particularmente, siempre y cuando el inmueble en cuestión tenga para él la consideración de vivienda habitual.

Si, tal y como parece desprenderse de los datos aportados, la consultante es propietaria del 50% del inmueble por el que pregunta, tendrá derecho a practicar deducción sobre la inversión correspondiente a este porcentaje de titularidad (en la medida, lógicamente, en que, como se ha indicado, cumpla los demás requisitos exigidos para ello).

En los casos en los que se utilizan capitales ajenos para financiar la inversión, los contribuyentes pueden optar por aplicar la deducción, no en el momento en que abonen el importe correspondiente a la adquisición del inmueble, sino a medida que vayan amortizando el principal del préstamo solicitado, en cuyo caso pueden, asimismo, practicar deducción sobre los intereses y demás gastos financieros que abonen por este mismo motivo.

En el supuesto planteado, la propiedad de la vivienda pertenece a la compareciente y a su ex-marido, al 50 por 100. Además, en el préstamo solicitado para financiar la compra figuran ambos como prestatarios a partes iguales. Por ello, en principio, la consultante sólo podrá practicar deducción por inversión en vivienda habitual sobre la mitad de las cantidades correspondientes a la amortización y a los intereses del citado préstamo (siempre y cuando, lógicamente, cumpla las restantes condiciones exigidas en la normativa reguladora del Impuesto).

A estos efectos, no cabe entender que las cuantías imputables al otro 50 por 100 del préstamo se destinen a la adquisición de la vivienda habitual de la compareciente, toda vez que el abono de las mismas únicamente le otorga un derecho de crédito frente a su ex-marido (sin perjuicio de que, finalmente, este derecho de crédito pueda saldarse mediante la adquisición por su parte de un mayor porcentaje de titularidad sobre el inmueble).


Nota

Esta Pregunta-Respuesta carece de efectos vinculantes para la Hacienda Foral de Bizkaia, teniendo el carácter de mera información.

Volver

 

enviar por e-mail