saltar al contenido

Logo de la Diputación
 

Estás en:

Encuentros interculturales e integradores de convivencia

Información

Envejecimiento Activo

ENCUENTROS INTERCULTURALES E INTEGRADORES DE CONVIVENCIA CON PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD Y PERSONAS MAYORES

La propuesta pretende promover experiencias intergeneracionales e interculturales, mediante la realización de actividades terapéuticas desarrolladas semanalmente.

Estas actividades están programadas por un equipo dinamizador formado por educadores, responsables, voluntarios y voluntarias y personas privadas de libertad. Semanalmente en la residencia se produce el encuentro entre 24 y 36 personas mayores de diferentes perfiles (sin deterioro cognitivo y con deterioro leve-moderado y con y sin dependencia física) y 4-8 personas en situación de carcelación y excarcelación, dando paso a la interrelación de ambas realidades desde el marco del respeto, la tolerancia, el conocimiento y la ayuda mutua convirtiéndose las personas privadas de libertad y las personas voluntarias en agentes motivadores y facilitadoras de la realización de las actividades.

Las actividades propuestas están vinculadas al ocio terapéutico: actividades psicoestimulativas, psicomotrices, socioculturales, actividades comunitarias, salidas al exterior, etc. En definitiva, las personas privadas de libertad a través de esta experiencia trabajan procesos de inserción social y las personas mayores son agentes de integración, de transmisión de ilusión y experiencia y sobre todo despiertan el sentimiento de saberse útiles, querer y sentirse queridos, sin prejuicios ni estereotipos.

La finalidad última es que las personas mayores dependientes y las personas privadas de libertad realicen un proceso de acompañamiento desde la solidaridad, desde el crecimiento en la autoestima y desde el sentirse útiles y ser agentes transformadores. El proyecto describe cada uno de los objetivos a alcanzar para cada una de los participantes: respecto a la personas mayores; respecto a las personas privadas de libertad; comunes a ambos colectivos; respecto a la sociedad en general; respecto a las familias de las personas mayores y respecto a las personas voluntarias. Entre los objetivos que tendrían las dos partes, personas mayores y personas privadas de libertad, están las de posibilitar el encuentro, la convivencia y las relaciones intergeneracionales e interculturales positivas, fomentar el sentimiento de utilidad y posibilitar proyectos de vida a través de estos pequeños encuentros que se generan.

 
 

enviar por e-mail