saltar al contenido

Logo de la Diputación
 

Estás en:

Cuanto puede durar el acogimiento familiar

Información

Cartel campaña acogimiento 2017: ¿De verdad que no te cabe una cuna en casa?

La duración de cada acogimiento depende tanto de las necesidades específicas de cada niño o niña así como del tiempo que sus padres necesitan para solucionar los problemas que originaron que éste tuviera que salir de casa.

No hay dos acogimiento iguales por lo que se trata de buscar la modalidad de acogida más apropiada para cada  situación. Existen diferentes modalidades de acogimiento familiar:

  • Acogimiento Simple: Con una previsión de duración no superior a 2 años. Es de carácter transitorio, bien porque se prevea la reintegración en su propia familia, bien en tanto se adopta una medida de protección que revista carácter más estable.
  • Acogimiento de Urgencia: Dentro de la modalidad de acogimiento simple, existe un programa de acogimiento familiar de urgencia diagnóstica, en el que participan familias con una especial disponibilidad. Este tipo de acogimiento familiar se orienta fundamentalmente a menores de 3 años mientras se valora su situación sociofamiliar hasta que se tome una medida de protección estable. Va dirigido a niños y niñas menores de 6 años, principalmente bebés, por un máximo de 6 meses.
  • Acogimiento Permanente: Cuando la edad u otras circunstancias del menor y su familia así lo aconsejen. Tiene una duración prevista superior a dos años. La Entidad Pública podrá solicitar al juez que atribuya a los acogedores aquellas facultades de la tutela que faciliten el ejercicio de sus responsabilidades.
  • Acogimiento Preadoptivo: Es una situación especial y diferente, cuando se promueve la Adopción del menor tras la ruptura de los vínculos con los progenitores y la familia se ha ofrecido sólo para  la Adopción, no para el Acogimiento.

En función del vínculo del menor con la Familia de Acogida, éste puede ser:

  • En Familia Extensa, cuando las personas acogedoras forman parte de la Familia de menor -abuelos, tíos, etc- y tienen con él un vínculo previo.
  • En Familia  Ajena, cuando las familias colaboradoras se ofrecen para acoger a un niño o niña que no conocen y  con el que carecen de relación previa.

Otras posibilidades de acogimiento son el acogimiento de fin de semana y periodos vacacionales, dirigido a niños y niñas mayores que necesitan la  referencia de una familia aunque no implique una convivencia estable. Administrativamente no se constituye como un acogimiento familiar sino como una autorización de salidas  contando  con el apoyo técnico necesario al igual que cualquier otro acogimiento familiar.

No buscamos familias perfectas; seguro que muchas familias pueden ayudar a buscar una solución a la variedad  de niños y niñas que esperan una familia que les acoja.

 
 

enviar por e-mail