saltar al contenido

Logo de la Diputación
 

Estás en:

CO2 (Dióxido de carbono)

Información

El dióxido de carbono, también conocido como nieve carbónica o anhídrido carbónico, es el agente extintor gaseoso más utilizado debido a sus buenas características y propiedades.

Propiedades generales

  • Es un gas incoloro e inodoro.
  • Por compresión y enfriamiento puede licuarse.
  • No es corrosivo ni deja residuos.
  • Discurre por las tuberías por su propia tensión de vapor.
  • Es un mal conductor de la electricidad.
  • Durante su descarga produce temperaturas de –40º centígrados por lo que puede producir quemaduras por congelación.
  • Es un producto asfixiante  y resulta peligroso por encima de concentraciones del 9%.
  • A igualdad de condiciones su densidad es un 50% superior a la del aire.

Propiedades extintoras

Inertización
La descarga de CO2 (Dióxido de carbono) provoca junto al combustible una notable disminución de oxígeno lo que paraliza la reacción de combustión. En función del tipo de combustible la concentración mínima de CO2 (Dióxido de carbono) necesaria varía entre un 30% y un 75%.
Enfriamiento
Aunque es un mecanismo menos efectivo, debido a la baja temperatura de salida del CO2 (Dióxido de carbono), se produce una disminución de la temperatura en la superficie del material combustible.

Aplicaciones del CO2 (Dióxido de carbono)

Fuegos Tipo A
Se reduce a fuegos superficiales ya que no tiene capacidad de penetración en fuegos con presencia de brasas.
Fuegos Tipo B y C
Es efectivo en ciertos casos cuando el sistema de extinción es de inundación total o de aplicación local.
Fuegos Tipo D
No es efectivo ya que los fuegos de metales provocan su descomposición.
Fuegos eléctricos
Es el agente extintor ideal ya que no conduce la electricidad y estos fuegos no presentan producción de brasas. Hay que tener cuidado para no lanzar este agente sobre equipos no incendiados ya que sus temperaturas de lanzamiento pueden causar daños.

Precauciones

  • El CO2 (Dióxido de carbono) no es tóxico pero si asfixiante. Debido a que la concentración máxima en el aire respirado de CO2 (Dióxido de carbono) puede ser del 9%, que es muy inferior a las mínimas de concentración de diseño, puede resultar mortal para las personas.
  • No debe utilizarse en locales normalmente ocupados por personas sin retardadores de disparo en instalaciones fijas, ni en locales de pequeñas dimensiones con medios manuales.
  • Puede ocasionar quemaduras por congelación si se aplica sobre la piel.
Bombona de gas CO2 (Dióxido de carbono) y grupo de extintores de CO2 (Dióxido de carbono) expuestos en forma de ducha.
 
 

enviar por e-mail