saltar al contenido

Logo de la Diputación
 

Estás en:

Definición

Información

Agroturismo
 
 

El agroturismo consiste en la prestación de servicios turísticos de alojamiento y restauración por parte de personas agricultoras y ganaderas en sus caseríos e integrados en una explotación agraria. La capacidad del caserío es limitada, en su mayoría 12 personas como máximo.

GanaderíaSe consideran casas rurales aquellas modalidades de viviendas turísticas vacacionales clasificadas, o de alojamiento en habitaciones de viviendas particulares, caracterizadas por prestar servicios de alojamiento mediante precioen un edificio ubicado en el medio rural y que responda a las arquitecturas tradicionales de montaña o propias del mismo, según los Decretos 128/1996, de 28 de mayo, Decreto 191/1997, de 29 de julio y Decreto 210/1997, de 23 de septiembre, por el que se regulan los apartamentos turísticos, las viviendas turísticas vacacionales, los alojamientos en habitaciones de casas particulares y las casas rurales.

Ello permite disfrutar de unas vacaciones tranquilas, sin aglomeraciones, recibiendo un trato familiar y en contacto directo con el mundo rural y la Naturaleza. El agroturismo constituye una atractiva alternativa para todo tipo de personas que dispongan de tiempo libre y precisen una buena dosis de tranquilidad lejos de las ciudades, como grupos familiares con niños y niñas que conocen, por primera vez y a fondo, el medio rural y la naturaleza o quienes quieren practicar euskera.

Los alojamientos se encuentran abiertos durante todo el año y todos ellos cuentan con agua caliente y calefacción. Actualmente existe una sola categoría, si bien pueden ofrecerse varios tipos de servicios:

  • Alojamiento y desayuno.
  • Alojamiento y posibilidad de utilizar una cocina puesta a disposición de los huéspedes por los propietarios.
  • Alojamiento en régimen de media pensión.
  • Alojamiento en régimen de pensión completa.
  • Alquiler de casa entera.
Casa Rural

Todos los establecimientos agroturísticos tienen Hojas de Reclamaciones a disposición de los clientes, y su apertura ha sido autorizada previa inspección por parte del Departamento de Comercio, Consumo y Turismo del Gobierno Vasco.

Evolución

La "era moderna" en el agroturismo va unida a la Reforma de la Política Agraria Comunitaria y es en 1988 cuando se establece en la Comunidad Autónoma Vasca un plan de ayudas para incentivar esta práctica como complemento a las rentas agrarias y para evitar el despoblamiento del medio rural. A partir de este momento, el/la baserritarra que se decidía a explotar un establecimiento agroturístico encontraba una nueva fórmula para la conservación, recuperación y la mejora de su caserío, unos ingresos complementarios, la comercialización "in situ" de ciertos productos agrícolas, ganaderos, artesanos y la posibilidad de un trabajo remunerado para las mujeres, trabajo que, además, pueden llevar desde sus propias casas.

PaisajeEl mayor peligro que se corría con esta práctica era el de las modificaciones socioculturales. Es necesario recordar hasta qué punto nuestra cultura nacional tiene sus raíces en la cultura del caserío, diversa en sus manifestaciones, pero homogénea en sus planteamientos generales.

De los años 50 a principios de los 80 esta cultura no sólo se convirtió en marginal en los mercados de desarrollo económico, no sólo fue abandonada por multitud de personas que emigraron al medio urbano, sino incluso se renegó de ella como modelo cultural y se la consideró el símbolo de un pasado de pobreza que se quería enterrar.

Es en la década de los 80 cuando se empieza a valorar la cultura rural. La cultura rural, el paisaje y el patrimonio arquitectónico adquieren un componente económico y un reconocimiento social que contribuyen a aumentar el respeto de la población urbana por estos valores, colaborando en su preservación. La población rural que durante generaciones modeló el paisaje y hoy sigue manteniéndolo, se beneficia económicamente de su uso y disfrute con, entre otras herramientas, el Agroturismo.

En lo que respecta al agroturismo como actividad de ocio, ha habido un magnífico grado de aceptación desde el comienzo, principalmente por parte de la población urbana. La posibilidad de disfrutar de la naturaleza, de la tranquilidad, conocer el medio rural y su cultura a un precio atractivo es algo deseado por un amplio mercado y al que pueden tener acceso un amplio colectivo (turismo de negocios, parejas, familias, tercera edad, niños, etc.). Además de participar en actividades agrícolas y realizar actividades de turismo activo: senderismo, caballos, etc. también ha favorecido el que las personas tengan cada vez las vacaciones más repartidas y guste diversificarlas.

En lo que respecta a su vertiente económica, además de la cifra de negocios correspondiente a conceptos tales como alojamiento, restauración, actividades de ocio, hay que destacar otros aspectos beneficiosos como:

  • La rehabilitación del patrimonio arquitectónico y cultural.
  • La reactivación de la economía local.
  • Comercialización directa de los productos agroalimentarios y artesanos.
  • Reconocimiento del papel de la mujer en el medio rural.
  • La dignificación del papel del agricultor en la sociedad.
  • Intercambio cultural rural-urbano.
  • Transmisión real, objetiva, natural de la realidad sociopolítica y cultural de esta sociedad.
Cocina de una casa rural
 

 
 

enviar por e-mail