saltar al contenido

Logo de la Diputación
 

Estás en:

La estrategia de movilidad del Reino Unido: visión a largo y medidas a corto

Información

(Fuente: eSmartCity)

La revolución tecnológica en los transportes es imparable, al igual que la necesidad de luchar contra el cambio climático. Prepararse para ambas realidades es lo que quiere hacer Reino Unido con «El futuro de la movilidad: una estrategia urbana», un documento que establece los principios que regirán el desarrollo de la movilidad inteligente, los riesgos de una mala gestión de todos los cambios que se avecinan (o que ya están en proceso) y los pasos a seguir de manera inmediata con medidas a aplicar desde ya mismo. Inicia igualmente un proceso de importantes cambios en su legislación sobre transporte, eliminando barreras a las formas de movilidad del futuro (regulaciones sobre los nuevos tipos de vehículos o sobre cómo compartir datos para mejorar los servicios, eliminar las barreras a la innovación en el transporte…), y ofrece un programa de trabajo en el que quiere incluir a todas las partes interesadas para acordar qué tipo de movilidad quieren para sus ciudades. Y donde la bicicleta tendrá también un papel destacado (de hecho, está muy presente en el cartel que anuncia la Estrategia).

El trasporte multimodal y bajo en emisiones será clave en la transformación de la movilidad urbana. Imagen: «Future of Mobility:Urban Strategy».

Principios que regirán el transporte del futuro

La estrategia establece nueve principios clave que deben guiar la toma de decisiones del Gobierno en el futuro. Se resumen en que los nuevos servicios y modos de transporte tienen que ser seguros y estar protegidos frente a amenazas cibernéticas, los beneficios de la innovación aplicada a la movilidad deben llegar a todos los puntos del Reino Unido y a todos los segmentos sociales (ser accesibles), los nuevos servicios de transporte deben facilitar la transición hacia un escenario de emisiones cero y caminar o montar en bicicleta deben ser siempre la mejor opción en trayectos urbanos cortos.

Además, estos principios establecen que la innovación debe ayudar a reducir los atascos y a un uso más eficiente del espacio en las carreteras, introducen con un gran protagonismo el concepto de «movilidad como servicio» (ya que, actualmente, los coches pasan el 96% del tiempo sin utilizarse y además los aparcamientos ya ocupan entre un 15 y 30% del área urbana) y su integración en el sistema de transporte combinando todo tipo de medios de transporte, públicos y privados. También se establece que los datos de los nuevos servicios de movilidad deben compartirse cuando sirvan para mejorar el funcionamiento del sistema de transporte y la elección del más adecuado modo de movilidad.

Esquema general de cómo podría funcionar un futuro ecosistema de movilidad. Imagen: «Future of Mobility Urban Strategy».

future of mobility strategy (3,4 MB)

 
 

enviar por e-mail