saltar al contenido

Logo de la Diputación
 

Estás en:

Recomendaciones para circular en bici

Información

A lo largo de la web se han abordado, por su importancia, distintas pautas y normas relacionadas con la circulación ciclista en clave de seguridad y del cumplimiento de la legalidad al respecto.

Vamos a insistir una vez más en este aspecto, insistiendo en las recomendaciones más importantes y prácticas para circular en bicicleta por la ciudad y disfrutar de la experiencia de montar a diario sobre dos ruedas.

Utiliza los carriles recomendados

Elige las vías más seguras

Para circular en bicicleta dispones de carriles y vías diferenciadas e incluso segregadas del tráfico motorizado (bidegorris), así como otros itinerarios recomendables por discurrir por calles más "amables" permitiéndonos realizar recorridos largos y útiles con relativa seguridad.

Pedalea equipado

El casco da seguridad

El casco, aunque no sea obligatorio en la ciudad si no eres menor de dieciséis años, puede ser muy efectivo ante los golpes a baja velocidad. Recuerda la obligación de usarlo en vías interurbanas.

Hazte ver

Usa del timbre sin abusar (recuerda la obligación de llevarlo) y viste de manera apropiada, procura llevar ropa clara o de colores. De noche utiliza las luces delantera y trasera y pon reflectantes en la bici y en tu ropa.

Mantén en buen estado la bici

Conserva en buen estado los frenos y las ruedas de tu bicicleta.

Equípate

Si usas la bici a diario, te resultará muy práctico instalar una parrilla, cesta o alforjas para llevar la maleta, la compra, los libros, el jersey, el chubasquero, etc.

Aparca seguro

Que no te la roben

Pon un buen candado. Conviene candar las ruedas y el sillín, junto con el cuadro, o sustituir los cierres rápidos por tornillo y tuerca. Si aparcas de forma regular la bici en el mismo sitio y a la misma hora, aumenta el riesgo de robo. En estos casos, conviene usar un candado similar a los utilizados normalmente por los motoristas.

Utiliza los aparcabicis

Usa los aparcamientos que te proporciona tu ayuntamiento. Si no dispones de ellos, entérate de lo que la ordenanza municipal correspondiente señala sobre la posibilidad de aparcar sobre la acera o zona peatonal. La Ley faculta a los ayuntamientos a regular dichos aparcamientos si bien señala que se habrá de aparcar sin perjudicar ni entorpecer el tránsito de los peatones por ellas. Ahí tienes pues un buen criterio para actuar.

Circula con sentido y sensatez

Sé respetuoso con los peatones

En las zonas donde transiten peatones junto a las bicicletas reduce tu velocidad y avísales de tu presencia. Se recomienda no circular a más de 15 km/h. Respeta sus prioridades.

Controla tu velocidad

Controla tu velocidad siempre, en cualquier circunstancia.

Respeta las señales de tráfico

Saltarse un semáforo en rojo o no hacer caso a una señal de stop puede salirte muy caro.

Mantente visible

Hazte presente en todo momento ante el resto del tráfico. Evita el ángulo muerto cuando circules entre coches.

Circula en ciudad por tu derecha

En ciudad circula por el centro del carril derecho, y facilita las maniobras de adelantamiento llegado el caso. Ten en cuenta que aún muchos coches adelantan a las bicicletas sin respetar la distancia reglamentaria.

Marcha en fila

En ciudad circula en fila de a uno, y estate atento a la frenada de los vehículos que te preceden.

No circules cerca de los coches estacionados o detenidos

Te puedes estrellar contra una puerta que se abre de imprevisto. Mantén el metro de seguridad.

Gira hacia la izquierda con seguridad

En ciudad, puedes girar a la izquierda con el resto del tráfico, pero piensa si no te es más seguro hacerlo en dos tiempos, deteniéndote a la derecha de los vehículos que, esperando el verde, van en la misma dirección que tú.

 
 

enviar por e-mail