Cómo actuar ante un incendio doméstico

Todas estas medidas normalmente son suficientes para evitar un incendio. Es importante tener un extintor en casa. Si en cualquier caso el incendio se produce, actúe con serenidad y de forma ordenada, y siga las siguientes normas:

  • Corte el suministro de energía, apagando el interruptor general de la corriente eléctrica. Ante un fuego producido por gas, antes de intentar sofocarlo, se debe cerrar -si es posible- la llave de gas. Muchas veces es suficiente, ya que la falta de combustible apaga el incendio automáticamente, si todavía no h a alcanzado a otros elementos.
  • Cierre las puertas y ventanas, para que la ausencia de oxígeno ahogue el fuego, si las abre para que salga el humo sólo conseguirá avivarlo y propagarlo al resto de la vivienda.
  • Intente sofocar el incendio con un extintor, o en su defecto con un cubo de agua. Si el fuego se produce en la cocina, cubra el recipiente incendiado con una tapa o un trapo húmedo.
  • Todas estas normas son para pequeños fuegos domésticos. Si el incendio adquiere mayores dimensiones, póngase fuera de peligro y llame urgentemente a los bomberos.
  • Solo cuando esté extinguido el fuego podrá abrir las ventanas para ventilar la estancia
  • Pero recuerde que siempre es mejor evitar un incendio que sofocarlo.