Fuegos de gas

  • Los escapes de gas son específicamente peligrosos porque pueden llegar a producir explosiones.
  • Las bombonas de butano deben almacenarse en lugares ventilados, preferiblemente al aire libre.
  • Las gomas naranjas, abrazaderas y manorreductores tienen que ser revisados con regularidad y cambiados periódicamente.
  • Las instalaciones de gas natural deben realizarse por técnicos especializados y autorizados. No tape los orificios de ventilación.
  • Como norma general, cierre la llave de gas a las noches y cuando abandone la vivienda; y no tenga conectados aparatos de gas que no se estén utilizando.
  • Evite los descuidos, principalmente las llaves abiertas por olvido.
  • Atención, si percibe olor a gas no debe encender ningún fuego (cerilla, cigarro o similar) ni aparato eléctrico, ya que una chispa puede provocar una explosión.
  • Ventile la estancia, cierre las llaves generales y llame a la empresa suministradora.