saltar al contenido

Logo de la Diputación
 
 

Estás en:

Información

GOITISOLOALDE (Bakio)

  • Plano de Situación
    Situación
  • Establecimientos de Agroturismo
    Agroturismo
  • Volver al mapa
    Mapa
ACCESO

Nos dirigimos por la carretera BI-2101 de Mungia a Bakio, desviándonos en el kilómetro 26 en dirección a Armintza. La carretera asciende hasta situarnos, al cabo de un kilómetro, en el barrio Goitisoloalde, un conjunto de caseríos sitos a la izquierda de la carretera. Junto alrestaurante Itxas begi encontramos una desviación, señalizada como camino forestal, que transita entre los pastizales que ocupan la parte baja del monte Jata.

A unos 500 metros, oculta tras una hilera de cipreses, se encuentra el área recreativa.

Leyenda de mapas
  • Número de mesas
    10
  • Número de asadores
    6
  • Fuente de agua potable
  • Papeleras o contenedores
DESCRIPCIÓN
  • El área recreativa de Goitisoloalde ocupa una campa rectilínea delimitada en todo su perímetro por un denso seto de falso ciprés.
  • En su interior encontramos un pequeño grupo de mesas y asadores que aprovechan la sombra de grandes abedules, abetos, arces y criptomerias. Es un área pequeña y agradable, que nos permite alternar, en una misma jornada, campo y playa.
VISITAS Y PASEOS POR LOS ALREDEDORES

Circuito de Valentin Nuriona

Merendero

Este circuito indicado para ciclismo de montaña nos permite unir las dos áreas recreativas que se asientan en las laderas del monte Jata. Para ello continuamos ascendiendo por la pista que nos ha traído hasta el área de Goitisoloalde hasta un caserío cercano.

A partir de este lugar, una pista de tierra remonta la ladera entre plantaciones de pinos y eucaliptos.

Tras un par de kilómetros alcanzamos una bifurcación, descendiendo a mano derecha para situarnos en breves instantes en el área recreativa Jatamendi, desde donde disfrutaremos de unas espléndidas vistas sobre la costa vizcaína.

Subida al Jata desde San Miguel

Paisaje

En el kilómetro 25 de la carretera BI-2101, junto a la gasolinera de Bakio, encontramos una desviación que nos indica el camino hacia la ermita de San Miguel, que asciende en fortísima pendiente hasta situarnos en un amplio collado donde se localiza esta pequeña joya arquitectónica.

San Miguel de Zumetxaga (siglo XI), magnífico ejemplo de románico rural, se ubica en un bello paraje, rodeada por un bosquete de antiguos y robustos robles. El conjunto arquitectónico, de gran sencillez, posee unos bonitos capiteles en la ventana del ábside, al pie de la espadaña, y ostenta poderosos contrafuertes que dan solidez al edificio.Desde este lugar podemos ascender a la cumbre del Jata por la ruta tradicional usada por muchos montañeros y muchas montañeras. Para ello cogeremos un camino que parte por el lateral del caserío sito junto a la ermita, remonta los prados por encima de éste y se interna en el pinar.

Comienza ahora una subida corta pero empinada por la despejada ladera del Jata, cubierta de brezos y argomas, hasta alcanzar, en media hora aproximadamente, la parte alta junto a la antena. Desde la cumbre disfrutaremos de unas magníficas vistas que recompensarán el esfuerzo de la ascensión, dominando una gran parte de la costa vizcaína y especialmente de los alrededores de Bakio.

Bakio

Playa

El término municipal está situado en un lugar privilegiado de la costa vizcaína, entre Bermeo, Maruri-Jatabe y Mungia. Bakio ocupa un profundo valle, cubeta de Bakio, abrigado entre las cumbres del Jata y Sollube, que forman una barrera que crea un microclima muy especial en la zona.

Las temperaturas suaves y la abundancia de ecipitaciones facilitan el cultivo de especies mediterráneas, como los cítricos y la vid, gozando su txakoli de una merecida fama. Bakio es uno de los municipios costeros con mayor atractivo turístico.

Desde hace muchos años es el lugar de veraneo predilecto de muchos vizcaínos y vizcaínas, que han situado en este lugar su segunda vivienda.

Es sin lugar a dudas la transformación de Bakio como zona de segunda residencia y como espacio destinado al ocio lo que más ha contribuido al aspecto actual de este municipio costero, ya que multitud de veraneantes se acercan a disfrutar de su clima y de sus playa durante el estío.

Bakio dispone de una hermosa playa, y la merecida fama de sus grandes olas la han convertido en lugar de encuentro para multitud de surfistas, que acuden desde diversos países para disfrutar sobre las erizadas olas del Cantábrico.