saltar al contenido

Logo de la Diputación
 

Estás en:

Bosques

Información

Hayedos en los Montes de Ordunte

Hayedos acidófilos

Bosques caducifolios dominados casi exclusivamente por el haya (Fagus sylvatica), que se asientan sobre suelos ácidos, en zonas con clima lluvioso y a una altitud de entre 700 y 1.300 metros en la Comunidad Autónoma del País Vasco. El estrato arbustivo es poco denso, destacando principalmente el acebo (Ilex aquifolium), brezo arbóreo (Erica arborea) y arándano (Vaccinium myrtillus).

En Ordunte los hayedos acidófilos se distribuyen por todas las laderas y ocupan prácticamente el 20% de la superficie del lugar. Son bosques densos, donde todavía se aprecian ejemplares trasmochos y carboneras como testigos de los antiguos aprovechamientos de estos bosques. La milenaria e intensa intervención humana en estas masas ha ido simplificando su estructura en cuanto a especies y a variedad en las clases de edad de los árboles. Además, la presencia del ganado en estas zonas dificulta el regenerado natural de las masas. Otras problemáticas asociadas a los hayedos acidófilos de Ordunte son la sustitución por repoblaciones de exóticas y los incendios reiterados, que han devastado grandes superficies arboladas para convertirlas en superficie de pasto.

Marojales

Este hábitat agrupa a las comunidades forestales dominadas por el roble rebollo (Quercus pyrenaica), que forma bosques de carácter acidófilo con un sotobosque abierto con acebo (Ilex aquifolium), argoma (Ulex europaeus), brezos (Erica spp., Daboecia cantabrica, Calluna vulgaris) y numerosas herbáceas.

A pesar de que en Ordunte la potencialidad para este hábitat es importante, actualmente ocupa una superficie de unas 160 hectáreas (4,1% del total), muy fragmentada, en manchas dispersas por toda la sierra, sobre todo en las laderas con orientación oeste, más secas. Son masas sometidas a la presión del ganado y a las quemas para aumentar la superficie de pasto, lo que hace que estos bosques no puedan desarrollarse debidamente, dando lugar a masas densas, homogéneas y con fustes de pequeño tamaño crecidos de cepa, con un estado de conservación inadecuado.

Alisedas

Son los bosques característicos de las riberas fluviales, dominados por el aliso (Alnus glutinosa), al que acompañan numerosos arbustos y herbáceas. Entre las funciones ecológicas más características de estos bosques se encuentran la regulación del ciclo hidrológico, el freno de la erosión, el mantenimiento del ecosistema ripario y de la biodiversidad, y la función conectora al constituir corredores ecológicos de primer orden.

En Ordunte, la mayor parte de los arroyos son de cabecera, con acusados desniveles y estiaje moderado, que todavía conservan tramos con una aliseda bien desarrollada, aunque en otros ha sido sustituida por plantaciones de exóticas. Ligado a este hábitat, se localizan en las cabeceras de los arroyos las especies de helechos paleotropicales Trichomanes speciosum y Woodwardia radicans, ambas de interés comunitario según la Directiva Hábitats y catalogadas como de interés especial para el País Vasco. Estos helechos constituyen también elementos de conservación del LIFE+ Ordunte Sostenible. Cabe destacar la presencia, además, de alisedas de ladera en puntos donde el agua rezuma o la acumulación forma pequeños regatillos.

  • Ordunte logo
  • Life logo
  • Natura 2000 logo
 
 

enviar por e-mail