saltar al contenido

Logo de la Diputación
 

Estás en:

Butroe

Información

La cuenca del Butrón, con una superficie de unos 175,15 km² , se puede considerar como de tamaño intermedio dentro de Bizkaia. Sólo destaca el cauce principal, el río Butrón, que con un recorrido de unos 30 Km se dirige en dirección sureste-noroeste desde las laderas del Bizkargi (563 m) y Mendigana (268 m) hasta Plentzia, donde desemboca. Los primeros cursos de agua, muchos de ellos temporales, tienen una fuerte pendiente, pero el cauce principal discurre por una pendiente muy suave ya antes de Fruiz. A pesar de la escasa importancia relativa de los afluentes, merecen destacarse el arroyo Larrauri, procedente de los montes Jata (572 m)y Sollube (663 m) y el Maruri, que también nace en el Jata. Al atravesar la llanura aluvial de Mungia el río va describiendo meandros hasta el estuario de Plentzia, que se inicia en la presa de Arbina. Hasta aquí llega la influencia de las mareas, cuyo ascenso río arriba se ve impedido por la presa que, además, retiene las aguas fluviales remansando los tramos finales del cauce.

Vista del río

El río Butrón tiene su origen en un sustrato de areniscas pero atraviesa posteriormente rocas calcáreas, que son las que dominan, y terrenos aluviales. Hay también algunos tramos basálticos y yesos.

El lecho fluvial está constituido en tramos altos por piedras y cantos rodados, que van siendo sustituidos en tramos más bajos por gravas, arenas y limos.

El aprovechamiento de esta cuenca, que está bastante poblada, es agropecuario y forestal con dominio de las repoblaciones de pinos y eucaliptos así como prados y cultivos. Solo quedan pequeñas superficies aisladas de robledal, algo más importantes en las proximidades de Plentzia. Además, y especialmente en la llanura de Mungia, existe una importante actividad industrial (metalúrgica, química y agrícola). En esta ciudad y en la de Plentzia es donde se concentra la mayor densidad poblacional de la cuenca que cuenta, por lo demás, con núcleos poblacionales dispersos.

Históricamente la llanada de Mungia ha sido drenada por ahondamiento de los cauces para desecar la zona húmeda y transformarla en pastizales, ahora ocupados en parte por fábricas. Hay también una acción continuada de dragado y reconstrucción artificial de márgenes, así como de rectificación de cauces con la eliminación de meandros.

Volver al Mapa de Cuencas

 
 

enviar por e-mail