saltar al contenido

Logo de la Diputación
 

Estás en:

Residencias para Personas con Discapacidad

Información

El servicio residencial está destinado a servir de vivienda habitual a personas con discapacidad que no puedan satisfacer adecuadamente sus necesidades ni en su entorno domiciliario ni en otras alternativas de alojamiento, por requerir apoyos de mayor intensidad.

Estas residencias ofrecen:

  • Respuesta a las necesidades personales y sociales básicas de las personas usuarias.
  • Cuidados y asistencia personal para realizar las actividades de la vida diaria.
  • Potenciar las capacidades y competencias personales y sociales, con el fin de mantener la autonomía personal.
  • Estimular y facilitar la integración de la persona usuaria en su entorno social.
  • Mantener y reforzar lazos familiares y sociales.

Requisitos necesarios para acceder a una residencia:

  • Poseer la nacionalidad española u otra de cualquiera de los estados miembros de la Unión Europea.
  • Edad igual o superior a 18 años e inferior a 60 años.
  • Tener reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33%.
  • Tener acreditada la valoración de dependencia.
  • No haber renunciado previamente a una plaza residencial o a ser incluido/a en la lista de espera.

Cómo solicitar una plaza residencial

El procedimiento de ingreso en estancia permanente en una residencia para personas con discapacidad comenzará con la aprobación de un Programa Individual de Atención (PIA) que recoja como el recurso más conveniente la estancia permanente en residencia.

En casos excepcionales se aceptará una solicitud de estancia permanente realizada en modelo normalizado.

Adjudicación de una plaza residencial

La situación social de las personas que cumplan los requisitos generales de acceso al servicio foral residencial será valorada según el Indicador Social de Necesidad de Atención en Centros para personas con discapacidad. La valoración médica y psicológica contribuirá a determinar el perfil de la persona interesada.

Teniendo en cuenta todos estos datos, la persona que obtenga la condición de persona beneficiaria de plaza en el servicio residencial, se incorporará al proceso de asignación de plaza. Durante el tiempo que se encuentre a la espera de ingresar en una plaza pública, tendrá derecho a percibir la prestación vinculada al servicio para contribuir al abono de su posible estancia en una residencia privada.

Precio público

Tras el estudio de la adecuación de una plaza vacante al perfil de la persona beneficiaria pendiente de asignación de plaza pública, se solicitará la documentación económico-patrimonial de la persona usuaria y de su unidad de convivencia.

El precio público máximo diario, para 2016, a abonar por estancia permanente en una residencia para personas con discapacidad será de 40,90 euros para las plazas con atención diurna y de 32,75 euros para las plazas sin atención diurna.

Regulación legal

  • Normativa, tramitación y documentación a aportar
  • Decreto Foral 96/2005, de 7 de Junio, por el que se regula el sistema general de acceso a las plazas en los servicios residenciales, para la atención de personas con discapacidad en los centros propios de la Diputación Foral de Bizkaia, convenidos o contratados. Modificado por DF 70/2008, 6 de mayo y Decreto Foral 118/2009 de 28 de Julio; modificado y prorrogado por Decreto Foral de la Diputación Foral de Bizkaia 180/2011, de 29 de noviembre; y modificado y prorrogado indefinidamente por Decreto Foral 188/2012, de 18 de diciembre.
  • Decreto Foral 204/2003,de 28 de octubre, por el que se acuerda la aplicación y se desarrolla la regulación de los precios públicos en Centros de Atención a Personas con Discapacidad propios, concertados, convenidos y contratados.

Para visualizar estos ficheros necesita el programa gratuito Adobe Reader.

 
 

enviar por e-mail