saltar al contenido

Logo de la Diputación
 

Estás en:

Unos neumáticos para cada bicicleta y uso

Información

Las llantas de tu bicicleta mantienen el contacto permanente con la superficie por la que se circula. En zonas altas y pendientes se requiere estabilidad y agarre, y las llantas se desgastan más. En la ciudad se requiere igualmente agarre, pero se necesita velocidad y el tipo de llanta variará si se quiere tan solo pasear o llevar carga e ir a trabajar.

SELECCIONAR UNAS LLANTAS ADECUADAS ES UNA GARANTÍA DE SEGURIDAD. DE SU ELECCIÓN DEPENDERÁ NUESTRA FIJACIÓN AL SUELO Y NUESTRA VELOCIDAD.

  • Montaña (48,2 a 50,8 mm)

    Ideal para calles empredradas y pavimentos en mal estado, dado que el ancho de la llanta soporta los golpes. Tiene más agarre en las curvas y en terrenos resbaladizos, aunque resultan algo lentas en la ciudad.

  • Urbanas (28 a 40 mm)

    Más delgadas y con menos dibujo que las de montaña, transmiten bastante fricción al suelo, facilitando buen control y manejo. Son ideales para recorrer distancias en superficies planas urbanas.

  • Ruta o pista (25 a 28 mm)

    Están diseñadas para superficies asfaltadas y son lisas, lo que reduce la fricción con el pavimento y favorece  una mayor velocidad. Son más delicadas que las  demás ante los baches.

Ventajas de distintos tipos de llantas en la ciudad
Ventajas Montaña Urbanas Ruta
Apta para pavimentos en mal estado X X  
Tiene mayor agarre en piso mojado X X  
Permite un pedaleo más eficiente   X X
Rápida en el pavimento   X X
Sufre menos pinchazos X X  
 
 

enviar por e-mail